¿Es posible tener un parto natural después de una cesárea?

One to one Parto Natural Dra Suárez

Rosa Lorenzo
parto natural después de cesárea

Escrito por Rosa Lorenzo

diciembre 18, 2021

¿Es posible tener un parto natural después de una cesárea?

Tener un parto natural después de una cesárea no sólo es posible, sino también recomendable siempre que no exista ninguna contraindicación médica que lo impida. Los estudios demuestran que los riesgos asociados a la cesárea son superiores a los asociados a la rotura de útero, una posibilidad que existe cuando hay una cesárea previa pero mucho menos probable con los cuidados oportunos.

Riesgos de la cesárea

La idea de que los segundos partos deben de ser con cesárea si así lo fue el primero es una creencia muy extendida. Sin embargo no es más que un mito más entre tantos otros acerca del embarazo y el parto.

Por otro lado está la creencia de que la cesárea supone un riesgo mínimo para la madre, que también es falso. La cesárea es una intervención quirúrgica, y como tal, conlleva una serie de riesgos que han de ser tenidos en cuenta. Estos son algunos de ellos:

  • Mayor riesgo de hemorragia y transfusión.
  • Mayor riesgo de hematoma.
  • Relaparotomía, es decir, necesidad de volver a abrir la cicatriz por alguna complicación.
  • Histerectomía, quitar el útero o matriz.
  • Infección.

Además, el dolor en el postparto es mayor después de una cesárea y la recuperación resulta más lenta y difícil

Otro factor que no hay que obviar son las posibles secuelas psicológicas. La llegada al mundo de un bebé implica muchos cambios y responsabilidades, y si la madre tiene que reponerse de una cesárea está más limitada y no vive este momento con la misma satisfacción, por lo que existe mayor riesgo de depresión postparto

La cesárea sólo debe realizarse cuando sea estrictamente necesario por motivos de salud 

Como ya hemos mencionado en artículos anteriores, la recomendación de la OMS es reducir la tasa de cesáreas, sólo debe practicarse “cuando está justificada desde el punto de vista médico”. 

Por su parte, la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO) establece como valor adecuado una tasa de parto vaginal tras cesárea previa superior al 40%. 

Es decir, que lo ideal es poder tener un parto natural aunque el anterior haya sido con cesárea siempre que sea posible

La cesárea, cuando está justificada desde el punto de vista médico, es eficaz para prevenir la morbimortalidad materna y perinatal. Sin embargo, no están demostrados los beneficios del parto por cesárea para las mujeres o los neonatos en quienes este procedimiento resulta innecesario. Como en cualquier otra cirugía, la cesárea está asociada a riesgos a corto y a largo plazo que pueden perdurar por muchos años después de la intervención y afectar a la salud de la mujer, y del neonato, así como a cualquier embarazo futuro. Estos riesgos son mayores en las mujeres con escaso acceso a una atención obstétrica integral. Declaración de la OMS sobre tasas de cesárea.

parto natural después de cesárea

Parto natural después de una cesárea

Después de una cesárea existe un pequeño riesgo de rotura uterina del 0,8%, aunque esto sucede generalmente en los casos en los que se provoca el parto. 

Este riesgo de rotura sucede porque tras una cesárea queda una cicatriz en el útero, por lo que debe cuidarse especialmente durante el parto para minimizar los riesgos. Esto implica que el parto debe realizarse con la mínima intervención posible, reducir el riesgo de complicaciones evitando inducciones, respetando los tiempos de dilatación y, en definitiva, el proceso natural del parto.

Favorecer y promover el parto normal o natural después de una cesárea ayuda a minimizar los riesgos de rotura de útero. Además, la libertad de movimiento, los métodos naturales de alivio del dolor y la intimidad de la mujer junto a su acompañante son factores muy importantes en el desarrollo del parto ya que lo vivirá con mayor plenitud y serenidad.

La mayoría de sociedades científicas recomiendan intentar el trabajo de parto

Los riesgos asociados a la cesárea son superiores a los asociados a la rotura de útero. Así lo demuestran los estudios científicos que han comparado los resultados obstétricos entre el parto natural o vaginal y una cesárea programada después de una cesárea previa, concluyendo que los riesgos asociados a la cesárea son muy graves. Riesgos tales como mayor mortalidad materna, mayor morbilidad neonatal y mayores complicaciones en la salud reproductiva futura de la mujer

Intentar el parto vaginal conlleva una serie de beneficios para la madre y el bebé que compensan el riesgo de una improbable rotura de útero, especialmente cuando el parto se cuida de manera que se intenten reducir al máximo los factores que inciden en un mayor riesgo de rotura. Parto vaginal después de cesárea (PVDC), El parto es nuestro.

Según los datos, la tasa de éxito del intento de parto oscila entre el 60-80% en hospital y del 90% en centros de parto.

Al contrario de la insatisfacción que produce en la mujer la realización de una cesárea y el aumento de riesgo de depresión postparto que implica, el parto vaginal o natural resulta mucho más gratificante y satisfactorio emocionalmente

Por ello se recomienda intentar el trabajo de parto, ofrecer a la mujer esa posibilidad en lugar de la cesárea como única alternativa. Si finalmente por algún motivo se debe realizar una nueva cesárea, a la mujer le quedará la satisfacción de haberlo intentado.

Vive la experiencia de tu parto como tu decidas que sea

En One to One te ofrecemos un entorno de calidad y seguridad con los mejores profesionales. La Unidad de Parto Natural cuenta con los servicios del Hospital HM Nuevo Belén, dando soporte si fuera necesario de Urgencias, quirófano, sala de reanimación, UCI neonatal y de adultos.

Tu parto natural en Madrid de la forma más segura para ti y tu bebé.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien te puede interesar….

Madre a partir de los 40: mitos y realidades

Madre a partir de los 40: mitos y realidades

La fertilidad se reduce con el paso de los años tanto en la mujer como en el hombre, por lo que conseguir el embarazo y ser madre a partir de los 40 puede resultar más complicado. No obstante, si tu salud es buena y llevas los cuidados adecuados el embarazo puede llegar a término en la mayoría de los casos. Te contamos qué hay de verdad y de mito sobre el embarazo y la maternidad a partir de la cuarentena.

Embarazo a los 40 de forma natural

Embarazo a los 40 de forma natural

La decisión de la mujer de ser madre se ha ido retrasando de forma progresiva en los últimos años por distintos factores, entre los que intervienen razones personales, económicas, los cambios en el estilo de vida o la conciliación. Por eso cada vez más mujeres buscan el embarazo a partir de los 40 años de forma natural siempre que sea posible, antes de acudir a una clínica de reproducción asistida.

En qué consiste la lactancia mixta: ventajas e inconvenientes

En qué consiste la lactancia mixta: ventajas e inconvenientes

La lactancia mixta consiste en alimentar al bebé con la combinación de leche materna y biberón. Aunque lo recomendable es la alimentación exclusiva con leche materna, hay circunstancias en las que no es posible, por lo que la lactancia mixta resulta la alternativa más favorable cuando esto sucede.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *