En qué consiste la lactancia mixta: ventajas e inconvenientes

One to one Parto Natural Dra Suárez

Rosa Lorenzo
en qué consiste la lactancia mixta

Escrito por Rosa Lorenzo

noviembre 30, 2021

En qué consiste la lactancia mixta: ventajas e inconvenientes

La lactancia mixta consiste en alimentar al bebé con la combinación de leche materna y biberón. Aunque lo recomendable es la alimentación exclusiva con leche materna, hay circunstancias en las que no es posible, por lo que la lactancia mixta resulta la alternativa más favorable cuando esto sucede.

En qué consiste la lactancia mixta

La lactancia mixta es el modo de alimentación que alterna la lactancia materna con leche artificial en biberón

La OMS y UNICEF recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses por los grandes beneficios que proporciona al bebé y a la madre. La leche materna contiene todos los nutrientes y la hidratación necesarios para el bebé, mejora su sistema inmune, previene múltiples enfermedades y favorece el desarrollo cognitivo. 

Sin embargo, aunque resulta incuestionable la prevalencia de la alimentación con lactancia materna exclusiva, esta no siempre es posible por diversas causas. Como porque el bebé no succiona leche suficiente, por cuestiones de salud de la madre, su incorporación al trabajo o por propia elección. 

Alimentar al bebé con lactancia mixta es la mejor alternativa en estos casos. Lo aconsejable es comenzar a amamantar primero para que la leche suba bien al pecho de la madre y el recién nacido se acostumbre a succionar, y posteriormente ir introduciendo el biberón gradualmente. Lógicamente, cuanto más se pueda estirar el tiempo de lactancia materna mucho mejor para la salud del bebé. 

Además, cuanto más establecida esté la lactancia materna también resultará mejor la lactancia mixta. De lo contrario el bebé se acostumbraría al biberón y la madre dejaría de producir leche suficiente. Ten en cuenta que la producción de leche materna depende de la cantidad de leche que tome el bebé, por eso es fundamental que amamante con una frecuencia regular.

Cómo introducir la lactancia mixta en la alimentación del bebé

Es recomendable comenzar la lactancia mixta de manera gradual con un biberón cada veinticuatro horas y el resto de tomas con lactancia materna. Así el bebé se irá acostumbrando poco a poco, al tiempo que el cuerpo de la madre irá produciendo menos leche. 

Pasado un período de adaptación, que puede variar en cada caso, se puede continuar con la lactancia mixta de dos formas:

  • Alternando tomas. Es decir, una toma de leche materna y la siguiente con leche de fórmula de manera sucesiva. Es la práctica más común entre las madres que se incorporan al trabajo o que por cualquier otro motivo tienen que separarse de su hijo durante breves períodos de tiempo.
  • Suplementado tomas. Se trata de una combinación de lactancia materna y leche artificial en la misma toma. De este modo se amamanta al bebé primero y se continúa alimentando después con el biberón. Esta forma de alimentación mixta es más habitual cuando los bebés no cogen peso con la lactancia materna o no succionan la leche necesaria.
en qué consiste la lactancia mixta

Ventajas e inconvenientes de la lactancia mixta

Ya conoces en qué consiste la lactancia mixta y cómo introducirla en la alimentación de tu bebé. Estas son algunas de sus ventajas e inconvenientes.

Ventajas 

  • El bebé no pierde por completo los beneficios que proporciona la leche materna
  • Ayuda a completar la alimentación del bebé y sirve de refuerzo para cubrir sus necesidades nutricionales cuando la leche materna es escasa o no le sacia lo suficiente. 
  • Es una buena forma de que el padre o la pareja se involucren en la alimentación de su hijo al tiempo que a la madre le sirve de descanso y liberación
  • Mantiene el apego entre madre e hijo ya que no se excluye la lactancia materna
  • Resulta de mucha utilidad a las mujeres que se tienen que incorporar al trabajo.

Inconvenientes

  • Reduce los beneficios que se obtienen con la lactancia materna exclusiva
  • Se corre el riesgo de que el bebé prefiera la leche de fórmula y rechace la lactancia materna, que conlleva mayor esfuerzo de succión. 
  • Con la reducción del amamantamiento el cuerpo de la madre comienza a producir menos leche, lo que puede provocar que se acorte el tiempo de lactancia.
  • Es más laborioso el proceso de preparación de la leche artificial y la esterilización del biberón.
  • La lactancia mixta termina conduciendo a la alimentación artificial exclusiva.

Tu embarazo, parto y posparto en manos de los mejores profesionales

El equipo de matronas y ginecólogas de One to One te va a facilitar toda la información y ayuda que necesites durante tu embarazo, parto y posparto.

Te acompañamos en el cuidado del posparto inmediato y en los días posteriores con visita a domicilio para ayudarte también en la lactancia.

Vive tu embarazo y tu parto natural en Madrid de la forma más segura.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien te puede interesar….

Madre a partir de los 40: mitos y realidades

Madre a partir de los 40: mitos y realidades

La fertilidad se reduce con el paso de los años tanto en la mujer como en el hombre, por lo que conseguir el embarazo y ser madre a partir de los 40 puede resultar más complicado. No obstante, si tu salud es buena y llevas los cuidados adecuados el embarazo puede llegar a término en la mayoría de los casos. Te contamos qué hay de verdad y de mito sobre el embarazo y la maternidad a partir de la cuarentena.

Embarazo a los 40 de forma natural

Embarazo a los 40 de forma natural

La decisión de la mujer de ser madre se ha ido retrasando de forma progresiva en los últimos años por distintos factores, entre los que intervienen razones personales, económicas, los cambios en el estilo de vida o la conciliación. Por eso cada vez más mujeres buscan el embarazo a partir de los 40 años de forma natural siempre que sea posible, antes de acudir a una clínica de reproducción asistida.

¿Es posible tener un parto natural después de una cesárea?

¿Es posible tener un parto natural después de una cesárea?

Tener un parto natural después de una cesárea no sólo es posible, sino también recomendable siempre que no exista ninguna contraindicación médica que lo impida. Los estudios demuestran que los riesgos asociados a la cesárea son superiores a los asociados a la rotura de útero, una posibilidad que existe cuando hay una cesárea previa pero mucho menos probable con los cuidados oportunos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *