¿Qué es el parto eutócico y qué lo distingue del distócico?

One to one Parto Natural Dra Suárez

Rosa Lorenzo
qué es el parto eutócico

Escrito por Rosa Lorenzo

febrero 6, 2023

¿Qué es el parto eutócico y qué lo distingue del distócico?

Es posible que hayas leído u oído hablar en alguna ocasión del parto eutócico y no te haya quedado muy claro a qué se refiere este concepto. Igual sucede con el término distócico, ¿qué significa? Para que no te quedes con ninguna duda te explicamos el significado de cada uno de estos términos médicos y qué los distingue.

¿Qué es el parto eutócico?

El parto eutócico se refiere al proceso de dar a luz que transcurre de manera natural y sin complicaciones, siguiendo las etapas establecidas del parto. Este tipo de parto se caracteriza por una progresión espontánea desde el inicio de las contracciones hasta el nacimiento del bebé, sin la necesidad de intervenciones médicas significativas.

La madre es capaz de parir siguiendo el ritmo y tiempos de su cuerpo, lo cual es beneficioso tanto para ella como para el neonato, favoreciendo un postparto más cómodo y una recuperación más rápida.

Durante el parto eutócico, el bebé se posiciona adecuadamente para su paso por el canal de parto, con la cabeza hacia abajo y enfrentando hacia atrás, lo cual facilita su salida. Las contracciones uterinas regulares y efectivas ayudan a dilatar y borrar el cuello uterino, permitiendo que el bebé descienda por el canal de parto.

Este proceso natural asegura una adecuada oxigenación y preparación del bebé para su adaptación a la vida extrauterina, minimizando el estrés y los riesgos asociados con intervenciones como la cesárea o el uso de fórceps.

El acompañamiento emocional y físico es crucial en un parto eutócico, ya que brinda a la madre la confianza y comodidad necesarias para afrontar el trabajo de parto. La presencia de un entorno de apoyo, ya sea por parte de profesionales de la salud, doulas o familiares cercanos, contribuye a una experiencia de parto positiva y empoderadora.

Respetar el proceso natural del parto y promover prácticas que apoyen la fisiología del mismo son esenciales para facilitar un parto eutócico, permitiendo así un inicio saludable y armonioso de la vida familiar.

 

 

 

Diferencia entre parto eutócico y parto distócico

Sólo existen dos vías de nacimiento: vaginal o abdominal, que es cuando se realiza una cesárea. O lo que es lo mismo, parto o cesárea

Teniendo en cuenta lo anterior, en medicina se distinguen a grandes rasgos dos tipos de parto o alumbramiento: eutócico y distócico. Es decir, que los partos que no son eutócicos son distócicos (dis, dificultad), lo que significa que presentan alguna dificultad, pudiendo ser vaginales con intervención instrumental y a través de cesárea

Esto quiere decir que se entiende por alumbramiento distócico todo aquél en el que sea necesaria algún tipo de intervención médica. Te explicamos de forma sencilla la diferencia:

  • Parto eutócico: parto vaginal sin uso de instrumental.
  • Parto distócico: parto vaginal con uso de instrumental (ventosa, espátulas o fórceps) o cesárea.

De modo que, según transcurra el nacimiento del bebé es lo que determina que el proceso de parto forme parte de una categoría u otra, independientemente de que el parto sea vaginal.

qué es el parto eutócico

¿Cómo transcurre un parto eutócico?

Como hemos dicho, un parto eutócico siempre es un parto normal, con lo cual es vaginal y sin intervención instrumental

El parto normal “es el parto de comienzo espontáneo, que presenta un bajo riesgo al comienzo y que se mantiene como tal hasta el alumbramiento. El bebé nace espontáneamente en posición cefálica entre las semanas 37 a 42. Después de dar a luz, tanto la madre como su bebé se encuentran en buenas condiciones. Esta es la definición que puedes encontrar en el documento Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad.

No son partos normales los que no llegan a las 37 semanas de embarazo. Ni los que transcurren sin dificultad pero terminan con la madre en el quirófano por una hemorragia tras el alumbramiento, entre otros en los que surja cualquier complicación o dificultad

Por tanto, el parto eutócico cumple con la descripción mencionada de parto normal. El proceso se lleva a cabo de forma espontánea, sin que el médico identifique alteraciones de ningún tipo. Generalmente las contracciones llevan un ritmo normal, siendo bastante coordinadas y continuas. Además, el bebé adopta la posición cefálica para su salida, lo que facilita una salida vaginal sin mayores inconvenientes.

Por eso es muy frecuente que hablemos indistintamente de parto normal y parto natural, aunque haya ciertos matices que los diferencien.

Hay una gran cantidad de investigaciones que se han realizado sobre el parto eutócico y las posibles complicaciones que puedan impedir que se produzca. Algunos de los temas más investigados incluyen:

  1. Se pueden producir cambios en la fisiología del parto: Los investigadores están estudiando cómo a veces y en determinadas personas la fisiología del parto puede cambiar durante el proceso y estos cambios pueden afectar la salud de la madre y del bebé. Unos buenos profesionales, como One to One, impiden cualquier complicación. 
  2. La importancia de la posición durante el parto: Los estudios han examinado cómo la posición en la que se encuentra la madre durante el parto puede afectar la duración del parto y la frecuencia de ciertas complicaciones.
  3. La atención prenatal y la prevención de complicaciones: Los investigadores están evaluando cómo la atención prenatal como la que nosotros ofrecemos y los cambios en ciertos estilos de vida pueden ayudar a prevenir complicaciones durante el parto.
  4. El papel de la atención de enfermería en el parto: Los estudios están explorando cómo la atención de enfermería puede mejorar la experiencia de parto y reducir el riesgo de complicaciones.

Estas investigaciones continúan proporcionando información valiosa sobre el parto eutócico y cómo se pueden mejorar las prácticas médicas para garantizar una experiencia de parto saludable para la madre y el bebé.

Beneficios Posteriores

Algunos de los beneficios posteriores que pueden tener un parto eutócico son:

  • Recuperación más rápida: Después de un parto eutócico, las madres suelen recuperarse más rápidamente que después de un parto complicado o una cesárea.
  • Menor riesgo de infección: Un parto eutócico minimiza el riesgo de infección tanto para la madre como para el recién nacido.
  • Vínculo madre-hijo: Un parto eutócico puede ayudar a establecer un vínculo más estrecho entre la madre y su bebé.
  • Menor necesidad de analgésicos: En un parto eutócico, el dolor del parto suele ser manejable sin necesidad de analgésicos fuertes.
  • Menor necesidad de intervenciones médicas: Cuando el parto es natural, se requiere menos intervención médica, lo que puede reducir el riesgo de complicaciones y los costos asociados.
  • Mejora de la lactancia: El proceso natural del parto puede ayudar a que la lactancia materna se establezca de manera más efectiva.

Resumiendo

  • Los partos normales siempre son eutócicos. 
  • Los partos eutócicos siempre son vaginales y sin uso de instrumental.
  • Si se utilizan instrumentales médicos para facilitar el alumbramiento vaginal, como ventosas, espátulas o fórceps, es por la aparición de alguna complicación o dificultad que elimina ese “bajo riesgo” referido en la definición de parto normal. En este caso hablamos de un parto distócico.
  • Si se ha realizado una cesárea no es un parto normal, sino distócico.

Tu embarazo, parto y postparto con los mejores profesionales

En One to One te ofrecemos un entorno de calidad y seguridad con los mejores profesionales. La Unidad de Parto Natural cuenta con los servicios del Hospital HM Nuevo Belén, dando soporte si fuera necesario de Urgencias, quirófano, sala de reanimación, UCI neonatal y de adultos.

Tu parto natural en Madrid de la forma más segura para ti y tu bebé.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien te puede interesar….

Psicología en el parto natural

Psicología en el parto natural

Un parto natural se refiere al proceso de dar a luz sin intervenciones médicas o tecnológicas, como la epidural, la...

Dolor en el vientre bajo, ¿significa que estoy embarazada?

Dolor en el vientre bajo, ¿significa que estoy embarazada?

Al inicio del embarazo, incluso antes de que tengas conocimiento de éste y de que se produzca el retraso de la menstruación, es muy frecuente sentir molestias o dolor en el vientre o en la parte baja del abdomen. En principio se trata de molestias normales propias de la gestación y a menudo pasan prácticamente desapercibidas para muchas mujeres.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *