Dolor en el vientre bajo, ¿significa que estoy embarazada?

One to one Parto Natural Dra Suárez

Rosa Lorenzo
dolor en el vientre

Escrito por Rosa Lorenzo

marzo 13, 2023

Dolor en el vientre bajo, ¿significa que estoy embarazada?

Al inicio del embarazo, incluso antes de que tengas conocimiento de éste y de que se produzca el retraso de la menstruación, es muy frecuente sentir molestias o dolor en el vientre o en la parte baja del abdomen. En principio se trata de molestias normales propias de la gestación y a menudo pasan prácticamente desapercibidas para muchas mujeres.

Este artículo pretende arrojar luz, ofreciendo información valiosa, consejos prácticos y tranquilidad. Desde causas comunes hasta cuándo buscar ayuda médica, cubriremos todo lo que necesitas saber sobre los dolores en el bajo vientre durante el embarazo, ayudándote a navegar esta etapa con mayor confianza y conocimiento.

¿Puede ser que estés embarazada si sientes dolor en la parte baja del vientre?

Uno de los primeros síntomas al inicio del embarazo suele ser el dolor en la parte baja del vientre o los cólicos abdominales. Esto se debe a un aumento del flujo sanguíneo en la región pélvica y la reacción de las hormonas femeninas cuando el óvulo ha sido fecundado, que actúan para preservar el embrión y continuar con el embarazo

Este dolor en el vientre puede producir cólicos abdominales similares a los cólicos menstruales y su intensidad suele ser media o baja. El vientre también puede inflamarse como consecuencia de las alteraciones que se producen en la pelvis. Igualmente también puede producirse una pequeña pérdida de sangre similar a la menstruación.

En la mayoría de las ocasiones estas molestias pasan casi desapercibidas y pueden aparecer antes del retraso de la menstruación. Por eso muchas mujeres no perciben estas primeras señales del embarazo, salvo que estén tratando de quedarse embarazadas y, por tanto, están más pendientes de cualquier cambio en su cuerpo.

No obstante, el dolor en la parte baja del vientre también puede producirse por otras causas, como una infección urinaria, estreñimiento o una mala digestión. Por ello, al existir diferentes causas es importante consultar a tu médico si las molestias persisten.

En resumen tenemos estas causas más comunes.

  • Cambios normales del embarazo: A medida que el útero se expande para acomodar al feto en crecimiento, se pueden sentir dolores abdominales leves.
  • Ligamento redondo: Este ligamento conecta el útero a la pared abdominal y puede estirarse y causar dolor.
  • Contracciones: Durante el embarazo, el útero puede tener contracciones ocasionales e indoloras conocidas como contracciones de Braxton Hicks. Sin embargo, si las contracciones son dolorosas y regulares, puede ser un signo de parto prematuro o problemas como placenta previa.
  • Infecciones: Las infecciones en el tracto urinario o las infecciones vaginales pueden causar dolor de vientre y pueden requerir tratamiento médico.
  • Complicaciones del embarazo: Algunas complicaciones del embarazo que pueden causar dolor de vientre incluyen aborto espontáneo, embarazo ectópico, preeclampsia y desprendimiento de placenta.

Si sientes estas molestias, tienes un retraso en la menstruación y crees que puedes estar embarazada debes hacerte un test de embarazo y/o acudir a tu médico directamente.

¿Cuándo deberías preocuparte?

Mientras que la mayoría de los dolores en el bajo vientre son normales, hay ciertas situaciones en las que debes buscar asesoramiento médico.

Estas incluyen:

 

  • Dolor Severo o Persistente: Si el dolor es intenso o no desaparece, es importante consultar a tu médico.
  • Sangrado o Secreciones Inusuales: Cualquier sangrado o secreciones inusuales acompañadas de dolor abdominal deben ser evaluados por un profesional.
  • Signos de Infección: Fiebre, escalofríos, o ardor al orinar, junto con dolor abdominal, pueden indicar una infección.

¿Cómo identificar si el dolor en el vientre se debe a un embarazo?

El dolor en el vientre durante las primeras semanas de embarazo es descrito por muchas mujeres como el dolor que producen los cólicos menstruales. Aparece de forma repentina y puede ser intermitente o presentarse con pinchazos más constantes. Este dolor se sitúa por debajo del abdomen y entre los huesos de la cadera

En cualquier caso es normal sentir estos dolores de forma temporal durante la gestación por los motivos que hemos explicado: aumento del flujo sanguíneo en la región pélvica, inflamación del vientre como consecuencia de estas alteraciones y la acción de las hormonas.

Dolor durante el primer trimestre de embarazo

Si tienes confirmado tu embarazo y el dolor en el vientre se prolonga en el tiempo, se agudiza y/o tienes sangrado debes acudir a tu especialista. Así se podrá realizar una valoración de la evolución de tu embarazo y descartar cualquier problema.

Alrededor de las siete semanas de gestación comienza a endurecerse el vientre por el crecimiento del útero. Durante el primer trimestre de embarazo son propias y normales las molestias en la parte baja del vientre. La causa principal que las origina es que para poder dar espacio al feto, tanto los huesos como los ligamentos se estiran y se mueven. Estos cambios en tu cuerpo son los que dan lugar a los pinchazos y molestias.

Por otra parte también se originan muchos cambios hormonales. Estos cambios que experimenta tu cuerpo también afectan al tránsito digestivo e intestinal, produciendo las típicas náuseas, digestiones más pesadas, acumulación de gases, sensación de hinchazón y estreñimiento.

Otras causas de dolor que no son embarazo

El dolor en el vientre puede tener diversas causas, por lo que no es suficiente para determinar si se debe a un embarazo. Sin embargo, si estás preocupada por un posible embarazo, hay varios signos y síntomas que pueden ayudarte a determinar si estás embarazada o no. Algunos de ellos son:

  • Retraso en la menstruación: Si tu período menstrual no llega en su fecha esperada, puede ser un indicador de embarazo. Sin embargo, esto no es una señal infalible ya que el retraso menstrual puede deberse a otras causas.

  • Náuseas y vómitos: Las náuseas y los vómitos matutinos son comunes durante el embarazo temprano.

  • Fatiga: Sentirse cansada sin motivo aparente también puede ser una señal de embarazo.

  • Sensibilidad en los senos: Si tus senos están más sensibles o doloridos de lo habitual, puede ser una señal de embarazo.

  • Cambios en el apetito y los antojos: Si de repente tienes antojos o repulsas hacia ciertos alimentos, esto puede ser un signo de embarazo.

  • Cambios en el estado de ánimo: Si experimentas cambios de humor, irritabilidad o sensibilidad emocional, puede ser un signo de embarazo.

dolor en el vientre

Qué hacer para aliviar el dolor de vientre durante el embarazo

Aunque no existe ningún método infalible para evitar o eliminar las molestias y el dolor de vientre provocado por el embarazo, sí se puede tratar de aliviar o conseguir hacerlo más llevadero. 

Te damos las pautas y recomendaciones que puedes seguir: 

  • Toma mucho líquido, como agua o infusiones.
  • Mantén una dieta equilibrada y consume alimentos de fácil digestión. Trata de no abusar de alimentos que generan gases y evita las bebidas o refrescos con gas. 
  • Procura comer alimentos ricos en fibra para evitar el estreñimiento.
  • Come en pequeñas cantidades.
  • Intenta relajarte para reducir la tensión abdominal. Puedes probar a sentarte o tumbarte y realizar algunas respiraciones profundas que te ayuden a relajar la zona del abdomen.
  • También puedes hacer técnicas de relajación practicando yoga o pilates.
  • El ejercicio es muy recomendable durante el embarazo, actividades como la natación pueden ayudarte a relajar la zona abdominal. 
  • Otra buena forma de aliviar el dolor en el vientre es utilizar almohadillas térmicas. Aplicar calor en la zona ayuda a disminuir el dolor y hace que te relajes.
    • Con un baño o ducha con agua caliente también notarás alivio, así como poner un paño mojado en agua caliente sobre tu vientre y dejarlo actuar.

    Si el dolor es muy intenso y persistente acude a tu especialista.

    Ligamento redondo

    Durante el embarazo, el ligamento redondo es una estructura importante que conecta el útero a la pared abdominal y ayuda a mantener el útero en su lugar. A medida que el útero se expande durante el embarazo para acomodar al feto en crecimiento, el ligamento redondo se estira y se puede sentir dolor en la parte inferior del abdomen.

    Este dolor se describe a menudo como punzante o agudo y puede ser más pronunciado al levantarse rápidamente, cambiar de posición o realizar ciertos movimientos. Aunque puede ser incómodo, el dolor del ligamento redondo es normal y generalmente no indica ningún problema grave.

    Para aliviar el dolor del ligamento redondo, se pueden tomar medidas como descansar, aplicar compresas frías o calientes en el área afectada y realizar ejercicios de estiramiento suaves. También es importante evitar cualquier actividad que pueda agravar el dolor.

    Sin embargo, si el dolor es persistente, intenso o se acompaña de otros síntomas como sangrado vaginal, fiebre o contracciones uterinas regulares, es importante consultar a un médico para descartar cualquier complicación del embarazo.

    Si estás experimentando dolores del ligamento redondo, aquí hay algunas formas de aliviarlos:

    Descanso y posición cómoda: Descansar lo suficiente y encontrar una posición cómoda puede ayudar a reducir la presión sobre el ligamento redondo y aliviar el dolor. Puedes probar diferentes posiciones, como acostarte de lado con una almohada entre las piernas o sentarte en una posición reclinada.

    Aplicar calor o frío: Puedes aplicar una compresa caliente o una bolsa de agua caliente en el área dolorida para ayudar a relajar los músculos y aliviar la tensión. Algunas mujeres también encuentran alivio al aplicar una compresa fría en la zona. Experimenta con ambas temperaturas y descubre cuál te proporciona más alivio.

    Baños calientes: Tomar un baño caliente puede ayudar a relajar los músculos y reducir la incomodidad causada por el ligamento redondo. Asegúrate de que la temperatura del agua no sea demasiado caliente y que esté dentro de un rango seguro.

    Masajes suaves: Un masaje suave en el área afectada puede ayudar a aliviar la tensión y reducir el dolor. Puedes usar tus manos o pedir a tu pareja que te brinde un masaje suave y delicado en la zona.

    Ejercicios de estiramiento: Algunos ejercicios de estiramiento suaves y controlados pueden ayudar a aliviar la tensión en el ligamento redondo. Consulta con tu médico o fisioterapeuta especializado en embarazo para obtener recomendaciones específicas de ejercicios seguros y efectivos.

    Tu embarazo, parto y postparto con los mejores profesionales

    En One to One te ofrecemos un entorno de calidad y seguridad con los mejores profesionales. La Unidad de Parto Natural cuenta con los servicios del Hospital HM Nuevo Belén, dando soporte si fuera necesario de Urgencias, quirófano, sala de reanimación, UCI neonatal y de adultos.

    Tu parto natural en Madrid de la forma más segura para ti y tu bebé.

    0 comentarios

    Enviar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Tambien te puede interesar….

    Psicología en el parto natural

    Psicología en el parto natural

    Un parto natural se refiere al proceso de dar a luz sin intervenciones médicas o tecnológicas, como la epidural, la...

    ¿Qué es el parto eutócico y qué lo distingue del distócico?

    ¿Qué es el parto eutócico y qué lo distingue del distócico?

    Es posible que hayas leído u oído hablar en alguna ocasión del parto eutócico y no te haya quedado muy claro a qué se refiere este concepto. Igual sucede con el término distócico, ¿qué significa? Para que no te quedes con ninguna duda te explicamos el significado de cada uno de estos términos médicos y qué los distingue.

    0 comentarios

    Enviar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *