Cambios que se producen en tu cuerpo en el embarazo

One to one Parto Natural Dra Suárez

Rosa Lorenzo
cambios en el cuerpo durante el embarazo

Escrito por Rosa Lorenzo

junio 16, 2021

Cambios que se producen en tu cuerpo en el embarazo

El cuerpo no deja de experimentar cambios desde el principio del embarazo para ir preparándose para el crecimiento del feto y permitir su desarrollo hasta el nacimiento de tu bebé. Conoce los cambios que irás pasando en cada etapa de la gestación y cómo mitigar algunas de las molestias propias de tu estado.

Cambios que experimenta el cuerpo en el embarazo

Primer trimestre

Los primeros síntomas comienzan a manifestarse incluso antes de saber que estás embarazada
  • Náuseas y vómitos matutinos. 
  • Rechazo a determinados alimentos. 
  • Ardor de estómago. 
  • Aumento del pecho. 
Cuando aparecen estos síntomas tu cuerpo comienza a cambiar, además de servirte de aviso de que estás embarazada. 
En esta primera etapa del embarazo el cuerpo comienza a experimentar cambios con el fin de prepararse para el crecimiento del feto.
La micción es más frecuente, te sentirás más cansada de lo habitual y con mucho más sueño
  • Se recomienda dormir las horas necesarias, es decir, un mínimo de 8 horas. 
  • Sin embargo, algunas mujeres embarazadas presentan insomnio durante esta etapa. 
También verás que se oscurece la piel de los pezones y de la línea media abdominal, una raya vertical que va del ombligo hasta el pubis llamada línea alba o línea nigra
Durante el embarazo es común el sangrado de encías
  • Por eso es muy importante mantener una buena higiene dental y evitar la acumulación de placa.
  • Es recomendable acudir al odontólogo para evitar problemas de enfermedades de las encías.

Segundo trimestre

Generalmente las náuseas y los vómitos desaparecen en el segundo trimestre.
Sobre el cuarto mes comenzarás a notar los movimientos del feto e irán aumentando a medida que avanza la gestación. 
  • Presta atención a estos movimientos, lo normal es notarlos a diario, sobre todo después de cada comida, que es cuando el feto recibe más calorías.
  • Los movimientos son un indicativo de que el bebé está bien. Si pasan 24 horas sin que notes ningún movimiento ponte en contacto con el médico que atiende tu embarazo.
El útero crece paulatinamente y notarás como va aumentando el abdomen.
  • Observa la aparición de estrías para tratar de evitarlas en la medida de lo posible.
Pueden aparecer lumbalgias y ciatalgias debidas al aumento de peso y al cambio de posición que va adoptando tu cuerpo
  • Por ello es conveniente hacer ejercicio para fortalecer los músculos de la columna.
  • Intenta corregir las malas posturas. 
  • Mantén el descanso mínimo nocturno. 
El cuerpo comienza a producir prolactina, hormona que prepara el pecho para la lactancia y estimula la producción de leche materna. Esto hace que los pezones puedan estar más sensibles.
Las varices aparecen hasta en el 50% de las mujeres embarazadas. Suelen aparecer en las piernas, la vagina, la vulva y la mucosa rectal, donde las conocemos como hemorroides. 
  • Se recomiendan duchas de agua fría desde los muslos a los pies. 
  • Hacer ejercicios de piernas. 
  • Evitar las prendas de vestir que las compriman e impidan una buena circulación de la sangre. 
  • Puedes notar cierto alivio con el uso de medias de compresión, muy recomendadas para mejorar la circulación y prevenir que se hinchen las piernas. 
El gran enemigo de las hemorroides es el estreñimiento, muy frecuente durante el embarazo. 
  • Mantén una dieta saludable con un consumo de alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras, cereales integrales, hortalizas y legumbres. Estos alimentos ayudan al tránsito intestinal. 
  • El aceite de oliva también ayuda a evitar el estreñimiento. 
  • Es muy importante que te mantengas bien hidratada bebiendo mucha agua. 
  • Caminar y realizar ejercicio físico moderado regularmente. 
  • Seguir una misma rutina diaria también sirve de ayuda para ir al baño con regularidad.
Son muy muy frecuentes los calambres en las piernas debido a diferentes motivos, como compresión de las extremidades, insuficiencia venosa, un nivel bajo de calcio, fatiga y falta de ejercicio. 
  • Se aconsejan los estiramientos de piernas. 
  • No utilizar calzado ajustado ni tacones altos. 
  • Consume alimentos ricos en calcio, potasio y magnesio, como yogures, productos derivados de la soja, pescados, plátanos, kiwis, ciruelas, nueces, guisantes y hortalizas de hoja verde. 
  • Mantén los músculos hidratados bebiendo suficiente agua. 
  • La actividad física regular también puede ayudar a prevenir los calambres en las piernas durante el embarazo. 
La sensación de hormigueo y adormecimiento en las manos también es habitual.
  • Para aliviar estas molestias levanta las manos y muévelas. 
  • Utiliza sujetadores adecuados para el embarazo. 
  • Haz ejercicio en la zona de la espalda. Con la ayuda de tu matrona y las clases de preparación al parto aprenderás los ejercicios adecuados. 
En el embarazo se produce un aumento de la pigmentación, tanto en la cara, como en la zona perineal o los muslos. También se pueden oscurecer los lunares al igual que ocurre con los pezones y aparece la línea alba, como comentamos que comenzaba a suceder en el primer trimestre. 
  • Estos cambios en la pigmentación de tu piel desaparecerán después del embarazo, no obstante es conveniente utilizar protección solar en la cara y las partes de la piel que queden al descubierto. 
Otro de los cambios que se pueden producir en tu cuerpo durante el embarazo es el aumento del vello, generalmente en la cara y en la parte inferior del abdomen.
matronas en Madrid

Tercer trimestre

Se pueden mantener relaciones sexuales siempre que no haya contracciones y tu ginecóloga no te las desaconseje.
El útero va aumentando su tamaño, por lo que ocupa más espacio y comprime todos los órganos.
  • La presión sobre la vejiga aumenta la necesidad de orinar.
  • Puede sentirse mayor dificultad al respirar debido a la presión que recibe el diafragma con el aumento del tamaño del útero. 
  • También ejerce presión sobre el estómago y el intestino, lo que puede aumentar la acidez y el estreñimiento.
Se pueden agravar las varices y las hemorroides.
Aumenta el ritmo cardíaco porque el corazón tiene que bombear más sangre para enviarla al útero y al resto del cuerpo.
También aumentan las molestias y dolores de espalda por el notable aumento de sobrepeso.
Te resultará más difícil encontrar una postura cómoda para dormir y descansar adecuadamente.
Se suelen acentuar los cambios de humor, el miedo y la ansiedad.
Puedes sentir pequeñas contracciones que no debes confundir con las del parto, ya que no son rítmicas y regulares.
A medida que la cabeza del bebé se va encajando dentro de la pelvis para prepararse para el parto puedes sentir presión y dolor en las articulaciones pélvicas.
En la recta final del embarazo, la tripa baja y disminuye la tensión sobre el tórax y el estómago. Es posible que necesites orinar más a menudo debido a la presión que ejerce la cabeza del bebé sobre tu vejiga.

Puedes ampliar la información sobre los cambios que se producen en el cuerpo durante el embarazo en esta Guía de cuidados en el embarazo del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria.

Estamos contigo en todas las fases del embarazo y te explicamos todos los cambios que se producen en tu cuerpo para que siempre cuentes con toda la información que necesites

En One to One te ofrecemos un entorno de calidad y seguridad con los mejores profesionales. La Unidad de Parto Natural cuenta con los servicios del Hospital Nuevo Belén, dando soporte si fuera necesario de Urgencias, quirófano, sala de reanimación, UCI neonatal y de adultos.

Tu parto natural en Madrid de la forma más segura para ti y tu bebé.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien te puede interesar….

Madre a partir de los 40: mitos y realidades

Madre a partir de los 40: mitos y realidades

La fertilidad se reduce con el paso de los años tanto en la mujer como en el hombre, por lo que conseguir el embarazo y ser madre a partir de los 40 puede resultar más complicado. No obstante, si tu salud es buena y llevas los cuidados adecuados el embarazo puede llegar a término en la mayoría de los casos. Te contamos qué hay de verdad y de mito sobre el embarazo y la maternidad a partir de la cuarentena.

Embarazo a los 40 de forma natural

Embarazo a los 40 de forma natural

La decisión de la mujer de ser madre se ha ido retrasando de forma progresiva en los últimos años por distintos factores, entre los que intervienen razones personales, económicas, los cambios en el estilo de vida o la conciliación. Por eso cada vez más mujeres buscan el embarazo a partir de los 40 años de forma natural siempre que sea posible, antes de acudir a una clínica de reproducción asistida.

¿Es posible tener un parto natural después de una cesárea?

¿Es posible tener un parto natural después de una cesárea?

Tener un parto natural después de una cesárea no sólo es posible, sino también recomendable siempre que no exista ninguna contraindicación médica que lo impida. Los estudios demuestran que los riesgos asociados a la cesárea son superiores a los asociados a la rotura de útero, una posibilidad que existe cuando hay una cesárea previa pero mucho menos probable con los cuidados oportunos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *