Beneficios del parto natural en el agua

One to one Parto Natural Dra Suárez

Rosa Lorenzo
Te contamos los muchos beneficios que aporta el parto en el agua tanto para la madre como para el bebé

Escrito por Rosa Lorenzo

diciembre 30, 2022

Beneficios del parto natural en el agua

¿Has pensado alguna vez cómo sería la experiencia de tener un parto natural en el agua? Dar a luz en el agua es una de las posibilidades que tienes para traer a tu hijo al mundo y que merece la pena plantearse por las muchas ventajas que supone para la madre y el bebé. Ten en cuenta también que puedes usar la bañera sólo para dilatar o realizar todo el proceso del parto en el agua.

Hoy vamos a ver los beneficios que conlleva elegir esta opción y conocer algunas de las situaciones en las que está contraindicado por cuestiones médicas u obstétricas.

Por qué plantearse tener un parto natural en el agua

Como es lógico, el momento del parto es uno de los trances que más preocupa a las mujeres embarazadas. Además de que todo salga bien, el parto se desarrolle con normalidad y el bebé nazca sano, el dolor es uno de los aspectos que más inquietan.

Aunque cada mujer percibe el dolor de forma diferente en función de su propio umbral, también intervienen otros factores, como la información y preparación recibida para afrontar el parto y el apoyo que reciba.  

Una de las alternativas no farmacológicas para aliviar el dolor es la hidroterapia, es decir, sumergirse en el agua. Una técnica con fines terapéuticos avalada por instituciones nacionales e internacionales por su eficaz acción en el alivio del dolor. Con ello se consigue la optimización del estado de la mujer y del bebé, y hace que el momento de la dilatación y el expulsivo resulte más confortable y satisfactorio. 

El parto natural en el agua afecta positivamente en la experiencia del parto y proporciona muchos beneficios antes, durante y después del parto. Se trata de un proceso natural y respetuoso con el cuerpo de la madre y del bebé, protagonistas exclusivos de este momento tan especial.

Este tipo de parto cumple con los principios fundamentales, mencionados en otras ocasiones, del parto natural respetado o parto normal. Recordemos la definición realizada por la FAME y otras instituciones sanitarias:

Aquel proceso fisiológico único con el que la mujer finaliza su gestación a término, en el que están implicados factores psicológicos y socioculturales. Su inicio es espontáneo, se desarrolla y termina sin complicaciones, culmina con el nacimiento y no implica más intervención que el apoyo integral y respetuoso del mismo. 

Ventajas de dilatar en el agua

Las ventajas y beneficios de la inmersión en el agua son tanto para el proceso de dilatación como en el momento del parto. Por ello, se puede optar únicamente por dilatar en el agua o por realizar todo el proceso hasta el nacimiento del bebé. Esta decisión depende del deseo expreso de la mujer.

La dilatación y el parto natural en el agua está indicado para embarazos de bajo riesgo, de un solo feto y con inicio espontáneo del parto. Es la alternativa para las mujeres que desean mayor movilidad durante el parto y técnicas mínimamente medicalizadas.

La Estrategia de Atención al Parto Normal recomienda la inmersión en la bañera de agua caliente como método de alivio del dolor durante la dilatación, así como para conseguir otras ventajas que proporciona el agua.  

  • Al disminuir el dolor, reduce la necesidad de medicamentos analgésicos, epidural y de intervención en el parto.  
  • El agua acelera el proceso de dilatación, ayudando a acortar la duración del trabajo de parto. 
  • Proporciona flotabilidad, lo que permite sentir mayor ligereza y favorece la libertad de movimiento.
  • Las mujeres con trabajo de parto en el agua tienen una tasa más baja de cesáreas.

Beneficios del parto natural en el agua para la madre

Respeto a los tiempos de parto de cada mujer

El parto en el agua se hace respetando los tiempos de parto de la mujer. De forma que el parto transcurre siguiendo su curso natural, sin intervenciones externas que alteren o modifiquen su proceso.

Entorno cálido y relajado

El parto en el agua se realiza en un entorno cálido, relajado, cómodo y seguro para la madre y su bebé. Este clima favorece la intimidad de la mujer junto con su acompañante en este acontecimiento trascendental en su vida.

Disminuye la sensación de dolor

La disminución de la sensación de dolor se debe a que durante el parto en el agua se produce un efecto analgésico natural al aumentar la generación de endorfinas.

Favorece la relajación

Facilita y mejora la relajación, ya que reduce la producción de adrenalina. La generación de endorfinas también relaja a la mujer al disminuir la sensación de dolor. 

Estimula las contracciones

Se produce un aumento de secreción de oxitocina, una hormona que favorece las contracciones. Esta hormona, también llamada hormona del amor, ayuda posteriormente en la lactancia y resulta esencial para establecer el vínculo con tu bebé. 

Facilita la dilatación

El agua caliente facilita la dilatación y acorta el tiempo del parto.

Reduce la posibilidad de desgarros

El diámetro de la pelvis se amplía y mejora la distensión del periné, reduciendo la posibilidad de desgarros.

Requiere menor intervención

Un parto natural en el agua que transcurre sin complicaciones requiere menor intervención, es suficiente con la ayuda y apoyo de la matrona. Es decir, que facilita el desarrollo de un parto natural sin intervención instrumental y médica

Libertad de movimiento

El parto en el agua ofrece libertad de movimiento, favorece el cambio de postura y el alivio del dolor.

Recuperación más rápida del parto  

Al tratarse de un proceso que respeta el curso natural, la recuperación del posparto es más rápida.

Beneficios del parto natural en el agua para el bebé

Mejor alineación con el canal del parto

El bebé se encuentra mejor alineado con el canal del parto, lo que ayuda a evitar fórceps, cesáreas y episiotomías.

Menor sufrimiento del bebé  

El bebé sufre menos gracias a que el agua favorece la relajación de la madre y hace que sienta menos dolor. Además, al mejorar y acelerar la dilatación el parto es más corto.

El expulsivo es menos agresivo

El momento del expulsivo es menos agresivo porque la salida del bebé es menos brusca. Va de la bolsa de agua a otro medio líquido caliente igual que en el que se encontraba.  

Esto hace que la transición sea más suave y que el bebé se encuentre más oxigenado.

En este artículo científico puedes conocer más sobre el parto natural en el agua.

parto natural en el agua

Cómo saber si puedes elegir esta alternativa para tu parto

En principio, cualquier mujer sana puede tener un parto natural en el agua siempre que haya tenido un embarazo sin complicaciones, no existan patologías previas y se trate de un parto espontáneo. Sin embargo hay situaciones en las que está contraindicado. 

No hay un listado cerrado de contraindicaciones y es necesario valorar cada caso en particular, pero existen una serie de patologías médicas y otras circunstancias que lo descartan.

Algunas de estas circunstancias pueden ser un parto inducido, una cesárea previa, que exista riesgo de sangrado o que no se haya llevado un control médico durante el embarazo. 

Otras causas en las que esta técnica está contraindicada pueden ser que exista malformación fetal diagnosticada, retraso en el crecimiento o que la madre presente determinadas enfermedades, como cardiopatías o diabetes antes o durante el embarazo.

Existen otros condicionantes para realizar el parto natural en el agua, como que la futura madre no tenga infecciones vaginales ni urinarias, ni ningún problema epidérmico.

También es necesario que el bebé esté en la posición adecuada y que tanto sus signos vitales, como los de la madre, se encuentren dentro de los límites normales

El parto natural en el agua es incompatible con la analgesia epidural y cualquier medicación que se suministre por vía intravenosa, ya que se correría un alto riesgo de infección en el agua. 

Como en cualquier parto, la mujer debe estar bien informada del proceso y conocer también sus desventajas.

Planifica tu parto natural en el agua en One to One

En la Sala de Parto Natural de One to One cuentas con atención exclusiva durante la fase activa del parto y el nacimiento

Dispones de un espacio cálido y seguro en el que encontrarás diferentes alternativas para el alivio del dolor. Como la bañera de parto natural, donde tienes la posibilidad de dilatar y tener tu parto en el agua.

Un equipo médico con una larga trayectoria en asistencia al parto natural respetado, y la seguridad que proporciona un hospital, te garantizan la confianza y tranquilidad que necesitas de saber que te encuentras en las mejores manos. 

Nuestra Unidad de Parto Natural tiene a su disposición los servicios del Hospital HM Nuevo Belén para tu mayor tranquilidad y brindarte toda la seguridad para ti y tu bebé. El hospital cuenta con todos los servicios si fueran necesarios: Urgencias, quirófano, sala de reanimación, UCI neonatal y de adultos.

Si lo deseas, tienes la posibilidad de hacer un Tour guiado para conocer las instalaciones de la Unidad de Parto Natural del Hospital HM Nuevo Belén.

Tu parto natural en el agua en Madrid.

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien te puede interesar….

Psicología en el parto natural

Psicología en el parto natural

Un parto natural se refiere al proceso de dar a luz sin intervenciones médicas o tecnológicas, como la epidural, la...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *